SONAX celebra su 65 aniversario

En 1950, SONAX comenzó a desarrollar y fabricar como pionero productos para el cuidado del automóvil.

Cuando Manfred Hoffmann sénior y su padre emprendieron la arriesgada empresa de fabricar un abrillantador para automóviles no podían si quiera imaginar el éxito que cosecharían. A este éxito contribuyeron sus elocuentes ideas, el olfato mercantil y unos productos excelentes: en la actualidad SONAX GmbH cuenta con cerca de 350 empleados en Alemania y logró en 2014 un volumen de ventas de 90 millones de euros.

Una marca con historia

La historia de la marca SONAX se remonta a principios del último siglo. Ya en 1903 el bisabuelo del actual propietario de la empresa, Manfred Hoffmann, se dedicaba a extraer sílice en Neuburg, un mineral muy delicado que se emplea en numerosos abrillantadores de los fabricantes de productos de limpieza domésticos. Tras la segunda guerra mundial, se abrió una nueva puerta con la fabricación de productos para el cuidado. Se inscribieron dos marcas con protección legal: la marca "Sona" se empleaba principalmente con productos domésticos para limpiar plata, y se creó la marca "SONAX" para los productos del cuidado del automóvil, añadiendo una "X" que reflejara la palabra "Wax" (cera). Así es como hace más de 65 años la empresa comenzó a fabricar productos para el cuidado del automóvil.

Los primeros pasos fueron muy austeros: cuatro representantes de SONAX recorrieron toda Alemania al volante de un escarabajo de Volkswagen. La única herramienta era el contacto personal con el cliente, ya que en aquel entonces no se podía pensar en la publicidad.

Las heladas propiciaron el cambio

Progresivamente se fueron añadiendo nuevos productos para el cuidado del automóvil. Entre otros productos, en el laboratorio de Neuburg se desarrolló un increíble anticongelante, el primero en aerosol del mercado, que alcanzó un gran éxito de ventas en el duro invierno de 1962.

Wolfgang Sachs cuenta en su libro "Die Liebe zum Automobil" (el amor por el automóvil): "En los 13 años que transcurrieron entre 1960 y 1973 se cuadruplicó el número de turismos, se triplicó el número de kilómetros viajados en coche y se duplicó la longitud de las autovías de Alemania. (...) Comenzó la "sociedad sobre ruedas". Esto también propició el cambio de las actividades cotidianas de los alemanes. Los sábados, el lavado del coche se convirtió en un ritual, en la mayoría de los casos a cargo del orgulloso propietario en un proceso manual. De esta forma aumentó a gran velocidad la demanda de productos para el lavado de automóviles, y con ello el éxito de la marca SONAX.

A mediados de los sesenta, se construyeron las primeras estaciones de lavado automático y SONAX participó desde el principio en este cambio como fabricante de productos de cuidado y limpieza de alta calidad. Al mismo tiempo, se continuó desarrollando la gama de productos para el cuidado manual del automóvil.

Cuando en 1984 Manfred Hoffmann se incorporó a la empresa, el volumen de ventas había aumentado hasta alcanzar los 30 millones de marcos alemanes. La mayor parte procedía de marcas propias del comercio, de empresas de aceites minerales y de fabricantes de automóviles. No obstante, a mediados de los ochenta comenzamos a desarrollar la marca entorno a una gama de cuidado premium para el automóvil. 

La gama de productos ha ido evolucionando permanentemente y la pegadiza imagen de la marca, la publicidad y las actividades de patrocinio han ayudado a aumentar continuamente su reconocimiento. Gracias a las colaboraciones de éxito en los deportes del motor, por ejemplo, con Hans-Joachim Stuck, Michael Schumacher, Ayrton Senna o Heinz-Harald Frentzen la marca ha logrado hacerse un nombre en el ámbito nacional e internacional.

La reunificación alemana también ayudó a impulsar el desarrollo de la empresa, ya que a partir de 1989 dobló en poco tiempo su volumen de ventas. En la actualidad, la marca está presente en más de 100 países del globo. La cuota de exportación ha aumentado a más del 43 por ciento. Los productos de SONAX están presentes en toda Europa y en todos los continentes. Tradicionalmente la marca logra su cuota de mercado más alta en países de habla alemana y en Escandinavia. No obstante, también se logran buenos resultados en los mercados de Europa del Este. Los productos de limpieza y cuidado "made in Germany" están también muy consolidados en países como, por ejemplo, Corea del Sur, China, Japón y Tailandia. Además, los productos de SONAX también han ganado muchos adeptos en Sudamérica, EE. UU. y Canadá.

La marca ha optado siempre por patrocinar los deportes de motor a nivel internacional, en particular la Fórmula 1. En el rey de los deportes de motor la marca SONAX colabora con los equipos BAR Honda y McLaren Mercedes. Desde 2012 la marca es "Official Supplier" del equipo Infiniti Red Bull Racing en la pole. Las numerosas colaboraciones en DTM, por ejemplo, con Mercedes-Benz, Opel, Audi o BMW contribuyen a consolidar la imagen positiva de la marca a nivel nacional. Con su implicación en la serie trampolín de la Fórmula 1, la GP2, o en la Fórmula 3, SONAX respalda desde hace muchos años a los jóvenes talentos en las carreras internacionales.

"Made in Germany“: centrados en el crecimiento

La última historia de éxito viene acompañada de numerosas actividades de expansión. En 2008 se inauguró un amplio edificio de gestión y recepción con las instalaciones de formación más modernas, que se ha convertido en el buque insignia de nuestra empresa. Con la construcción de un nuevo centro para la técnica de aplicaciones se encauzaron en 2012 las actividades de fomento del desarrollo y la investigación. Se ha mejorado claramente la capacidad logística y de producción de la empresa a través de inversiones de decenas de millones de euros. Las nuevas instalaciones abrieron sus puertas en 2014. En la inauguración participaron empleados y empleadas de la empresa, así como invitados procedentes del entorno político y económico, como el presidente de Baviera Horst Seehofer.

De esta forma, SONAX se prepara para los retos globales estableciendo un vínculo con el lugar que le acoge, como destaca el propietario y director ejecutivo Manfred Hoffmann: "Nos sentimos a gusto en Neuburg, la ciudad es nuestra base. SONAX es parte de ella“. Por eso, en la estrategia de expansión apostamos por la sostenibilidad: "Consideramos esencial que nuestro desarrollo económico se base en ampliaciones que no solo sean sostenibles para nuestro entorno, sino que además ahorren energía y respeten la diversidad de las especies. Vinculamos nuestro futuro empresarial al futuro ecológico de la región“, comenta Hoffmann.

Para que el automóvil luzca perfecto, y para muchas otras aplicaciones

Tanto en coches pequeños, de gama media o de lujo como en deportes del motor, en el mundo del tuning o en el mundo de los automóviles clásicos, SONAX siempre acompaña a los amantes de las cuatro ruedas y a los expertos cuando el objetivo es que el automóvil luzca perfecto. Para ofrecer productos que cubran todo el espectro del cuidado del automóvil, colaboramos estrechamente con socios del mercado especializado, con el sector de la construcción, las empresas de aceites minerales y la industria del automóvil. Desde finales de los noventa, venimos impulsando el crecimiento con el desarrollo y la fabricación de una gama de productos para el reacondicionamiento de vehículos y el acabado de la pintura.

Pero SONAX también crece en otros sectores: en los últimos años la empresa han desarrollado numerosas nuevas aplicaciones en nuevos sectores industriales y artesanales. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, la agroindustria, el sector de ferretería, la silvicultura, la construcción, la técnica de fabricación o el sector sanitario.

Aun habiendo pasado a una velocidad de vértigo de fabricar un producto para limpiar plata a contar con una amplia cartera de productos y servicios para el cuidado del automóvil y para aplicaciones industriales y artesanales, SONAX continúa siendo una empresa familiar. Destaca, entre otros elementos, por procesos de toma de decisiones directos, empleados motivados e implicados, así como plena disposición y capacidad para innovar. De esta forma, podemos estar seguros de que la marca también cuente con clientes satisfechos en el futuro.